viernes, 26 de abril de 2013

SORPRESAS COTIDIANAS




Aunque el título de este post parece contradictorio, no lo es en realidad. El universo de la música siempre esconde sorpresas para el escucha atento con alma de explorador. Así, en la cotidianidad de la vida uno puede encontrarse con joyas que desatan esa alegria que viene añadida a la sorpresa de los descubrimientos.

El jazz, con sus ramificaciones tan ricas y diversas, es quizás una de las músicas que mayores sorpresas guardan a quien mantiene los oídos cándidamente abiertos. Oídos que no se dejan engañar por el estereotipo y las etiquetas, por el purismo y la cerrazón de quienes consideran a la música y a los géneros como entes inamovibles, monilíticos.

Les Minots han sido para mi un descubrimiento y una sorpresa, juestamente en el cotidiano andar de cada día. Sin proponérmelo y sin buscar nada los vi (parafraseando a Fito Páez), y fue amor a primera vista.

Dos niños, Camilo y Gema. Una historia contada por un grupo que lideran dos bajistas eléctricos. La brevedad como virtud, la calidez de una música casi fotográfica.

Esta noche escucharemos una propuesta que abreba de dos conceptos en apariencia contradictorios, la sorpresa y la cotidianeidad. Oídos atentos, mucho cuidado con los estereotipos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario