viernes, 31 de mayo de 2013

CONCATENACIONES


Algunas personas que me escriben al correo del programa (jazzoax@gmail.com) me preguntan cómo es que armo mis programas, cuál es la mecánica a la hora de decidir si toco tal disco o tal otro, tal artista o tal otro... y la respuesta a esa pregunta no puede ser más sencilla: yo lo llamo "el método de la sorpresa"
Recuerdo que cuando hacía "Noches de jazz" tenía perfectamente delimitados los espacios para cada día de la semana; era más sencillo de producir, pero aún así sentía que mucho material quedaba fuera. A veces tenía en mis manos un gran dicso, pero como no sabía en qué estante ponerlo simplemente no lo tocaba... Me autolimitaba sin darme cuenta.
Entonces decidí que me dejaría sorprender y esa sería la única regla a la hora de programar discos. Y así ha sido hasta entonces. Por supuesto que detrás de la sorpresa hay otros factores, como el hecho de tener músicos favoritos, o de conocer determinadas corrientes musicales, pero siempre trato de que sea la música sin etiquetas que hable a mi corazón.

Pero no siempre es la música o los músicos lo que determina la programación de El Sexto... A veces todo se desencadena por una conversación, el atisbo de un paisaje, el recuerdo de una vieja película o el simple hecho de caminar por las calles de una ciudad... 

Esta semana los protagonistas del programa son 4 pianistas... ¿cómo llegué a ellos? bueno, lo cuento un poco en los programas que van a escuchar, pero puedo decirles que mucho tuvieron que ver la nostalgia de las tardes de lluvia, el espléndido libro "Freeplay" aunado al recuerdo de una avispada jovencita caminando por las calles de Oaxaca con el cronista de la ciudad, Una delirante y hermosa peli de Michel Gondry y un frustrado viaje a Canadá que será para el próximo año, Dios mediante.

Les invito pues a que participen de la sorpresa y disfruten conmigo estas horas de jazz, con abrazo incluido.






No hay comentarios:

Publicar un comentario