domingo, 16 de agosto de 2015

UN CATALÁN EN NEW JERSEY


Hay discos que se resisten a dejar la estantería, celosos del tesoro que guardan. Se hacen los disimulados cuando las manos de su propietario buscan nuevos sonidos. Se parapetan detrás de portadas más refulgentes, de nombres más rimbombantes, y permanecen quietos, ensimismados en un prolongado soliloquio.

Hasta que el destino los alcanza, y nuevamente vuelven a sonar, revelando sus secretos. Entonces la música contenida en ellos se hace corpórea y ejerce su encantamiento hasta iluminar la habitación. El silencio ha sido roto y la magia sucede.
Algo así me pasó cuando después de muchos años volví a escuchar el disco "Particular Vernacular" rubricado a cuatro manos por el catalán Pere Soto y el norteamericano Bil Gerhardt. Grabado en 1994 en New Jersey, el álbum nos ofrece música que coquetea con el free sin dejar de lado las formas más contemporáneas del jazz. 

La magia se ha destapado y aquí se las comparto. Que la disfruten.





No hay comentarios:

Publicar un comentario