jueves, 17 de marzo de 2016

VIVA EL DON


En el principio fue el Blues... El resto es historia de ida y vuelta, entrecruzamientos, vasos comunicantes.

En el principio fue una voz y una guitarra. una banda que sacudía la modorra provincial de la ciudad de Oaxaca en los años ochenta, cuando aún no existían los cafés hipsters y casi ninguna galería. Desde la antena de Radio Universidad los adolescentes vibrábamos con las canciones de esa banda llamada "Arpía" ¿o era el disco el que se llamaba así?.

Ese fue mi primer contacto con la guitarra de José Luis Domínguez.

Quién me hubiera dicho a mi que muchos años después yo estaría tocando a su lado, en esa banda tan intensa que fue, que ha sido y será Nine Rain. Creo que me cayo el veinte cuando ya llevaba varios conciertos con ellos y se nos presentó la oportunidad de tocar en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris" de la Ciudad de México. Recuerdo que en esa ocasión hubo una sesión de fotos previa al concierto y fue ahí cuando reparé que no estaba viviendo un sueño, que en realidad estaba haciendo música al lado de Steven Brown, Nikolas Klau, Alejandro Herrera, Daniel Aspuru y por supuesto el querido José Luis, "El Don"  como lo llamaban sus alumnos del DIM, la escuela que se echó a cuestas y que sacó adelante hasta convertirla en un referente de la formación de músicos y productores en México...

Porque como dijo alguien: "Todos los caminos llevan al DIM"

Gracias a la generosidad de José Luis, en el DIM ensayamos muchos años, creando música llena de garra y fuego. Allí se grabaron las sesiones para el disco que presentaría a la nueva formación de Nine Rain: "Mexico Woke Up" Y de ahí pa'l real...

El último concierto de Nine Rain lo dimos en Rusia, en el verano del 2012. A finales de 2015 José Luis comenzó a mezclar los tracks grabados en el segundo concierto que dimos en el Teatro de la Ciudad, en noviembre de 2010. Nos juntamos de nuevo, hablamos y se volvió a prender la llama.

Pero el tiempo y la vida tenían otros planes...

Hoy despedimos a José Luis envueltos en un dolor inexplicable... no, inexplicable no; perfectamente lógico y brutal. Se ha ido una parte de nosotros; nos ha sido arrancado del cuerpo un miembro vital...

Hace unos días Steven y yo nos abrazamos, llorosos. "Es el fin de una época" dijo él, que también por esos días perdió a Bruce Geduldig, miembro de Tuxedomoon.

Queda el recuerdo y el amor. Quedan el legado y la herencia. A nosotros la responsabilidad y el honor de estar a la altura.

Viva el DIM

Viva el Don

Hasta pronto, compañero...




José Luis Domínguez haciendo arder su guitarra en el teatro del Pueblo. Zamora, Michoacán, Octubre de 2010.


Sesión de fotos en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris" Octubre de 2006


No hay comentarios:

Publicar un comentario